Las Especias se fueron de viaje

Este verano, la mitad canadiense de este equipo (Luisa y familia), decidimos cumplir el sueño de recorrer una parte de Quebec en Camper Van y queremos contarles de esta experiencia maravillosa.

Alquilamos una Van tipo B a los amigos de Vanlife Mtl, montamos nuestros “peroles” (equipaje), comida rica, nuestras especias y arrancamos de Montreal por primera vez con una ruta en mente, pero con la libertad de parar en donde quisiéramos y pasar las noches en medio de la naturaleza, rodeados de los paisajes más increíbles.

Nuestro plan: comenzar el recorrido por el macizo de Charlevoix, siguiendo la costa norte del rio San Lorenzo y luego cruzar hacia la costa sur, en ferry.

La vida en Van es sinónimo de autonomía, contacto estrecho con la naturaleza, camaradería, protección del entorno y una intimidad y colaboración familiar, que hacen de ella una oportunidad única y especial para compartir y crear momentos inolvidables con los hijos y la pareja.

Y una de las ventajas más increíbles de estar en una camioneta Van full equipo, es que puedes aprovechar de degustar y adquirir las maravillas que te ofrece esta preciosa ruta gastronómica y preparar deliciosos platos en ella, pues tiene cocina de inducción, nevera, agua potable fría y caliente y todos los accesorios necesarios.

Nuestra primera parada fue en la isla de Orleans, un paraíso situado en el río San Lorenzo y caracterizada por su agricultura variada y su gastronomía. En este recorrido aprovechamos de recolectar frutas directamente en los campos (esta es época de fresas, frambuesas y arándanos) y entrar en la panadería artesanal Georges Henri Blouin y tiendas de alimentos para degustar las especialidades locales.

Allí encontramos el delicioso ajo negro, con su sabor ahumado y profundo, las “terrines” o terrinas, que en este caso son elaboradas con carnes de cacería (bisonte, liebre, jabalí, venado, ciervo, oca) y mezclados con especias delicadas como pimienta rosada, verde, champiñones, higos, arándanos, maple, etc. También probamos deliciosos quesos de cabra asado y panes con frutos secos y chocolate.

En el pueblito de Les Bergeronnes, encontramos la panadería “la p’tite cochonne” que prepara Kouig amann, una tarta de mantequilla típica de la Bretaña francesa y una focaccias de panceta y queso madurado, que hicieron de nuestra cena un banquete.

En nuestro pasaje por Rimouski, encontramos una panadería encantadora: la Farinographe, con productos muy variados y combinaciones de hierbas y especias deliciosos: sal marina, olivas, tomates secos, romero… allí compramos pan con queso azul y nueces, para acompañar un delicioso chupe de pollo y mazorcas de maíz (dulcitas y en temporada) que nos comimos en medio del parque Nacional del Bic, una reserva natural de focas y de paisajes alucinantes.

Nuestro viaje estuvo salpimentado de los paisajes mas increíbles, amaneceres y atardeceres hermosos (algo que no podemos hacer todos los días), música, historias en familia, ríos caudalosos y noches tapizadas de estrellas. Quebec es bellísimo, pero vivirlo en Van es estar mas cerca de la majestuosidad de su naturaleza.

Nuestro regalo de despedida: un atardecer alucinante por un lado y un arcoiris por el otro, qué más podíamos pedir.

Nos quedamos ávidos de repetir esta aventura, de conocer más y de vivirlo con esta intensidad. ¿Nos acompañarían?

Recuerden que tenemos disponible nuestro manual para descubrir las hierbas y especias, una guía práctica con un contenido sencillo y ameno que les permitirá reconocerlas, escogerlas y conservarlas de la mejor manera. Lo pueden adquirir en Amazon en formatos e-book y papel.

Búscame como linktr.ee/luisagonzalezp para consultar la galería de fotos culinarias y servicios de fotografía de alimentos.

Si deseas reconectarte con tus emociones y volver a disfrutar de tu alimentación y además quieres vivir tu bienestar plenamente aplicando las 6 estrategias para encontrar la paz intestinal, te invito a conocer las asesorías online: linktr.ee/adrianagarcia.bienestar