Re-descubriendo a las hierbas y las especias en la cuarentena


Estamos de vuelta, muy emocionadas y sobre todo agradecidas por la acogida que ha tenido nuestra primera publicación Descubriendo las hierbas y las especias. Este bello manual ya está disponible en las plataformas de Amazon, en formato e-book y papel y a un precio bien accesible a todo público.

¡Muchas gracias a todos lo que ya nos dieron su apoyo! y si todavía no lo tienes, apenas termines de leer aquí ve rapitido y lo adquieres. ¡Todavía está calentito, recién salido del horno y cargado de aromas y sabores! 

Y como seguimos en cuarentena, solo que en otra fase o en una segunda temporada (vamos a decirlo así), pensamos en mantener el contacto con ustedes y compartirles algunos consejos útiles y prácticos para aprovechar al máximo a las hierbas y especias que tengamos a mano en nuestras cocinas y que muy fielmente nos siguen acompañando en estos momentos, muy muy de cerca en nuestros hogares.

Germinados y brotes: han sido uno de los más nobles y fieles aliados, que nos han permitido preparar varios platillos y hasta rendir muchas de nuestras comidas, aportado a su vez muchos beneficios y gran riqueza nutricional. Con tan solo ½ taza de arvejas, lentejas, frijoles chinos o del grano que tengas en casa obtendrás hasta más de 4 tazas de germinados y/o brotes. A medida que van creciendo en casa, podrás ir cosechándolos y preparando sopas o cremas de granos; añadirlos crudos en ensaladas frescas; salteados con aceite de oliva, pimientas y sal gruesa; en un huevo revuelto, omelette o tortilla; en guisos de carnes; con un pollo en tiritas (tipo fajitas); en masas de hamburguesas de proteína animal o veganas, acompañados con perejil, cilantro, cebolla, ajo, comino, páprika (como los falafeles árabes), y pare de contar…

Ajo: este ingrediente infaltable en nuestra cocina se puede consumir crudo o cocido en incontables recetas: con granos, carnes, sopas, caldos, ensaladas, cremas de untar, un simple pan con mantequilla y ajo…tiene propiedades antimicrobianas y un alto contenido en compuestos organosulfurados y antioxidantes, además de vitaminas, aminoácidos, fructooligasacáridos y otros micronutrientes. Según cómo se procese el ajo, los organosulfurados se convierten en diferentes derivados a los que se les atribuye diferentes propiedades saludables. Así, si el ajo crudo se corta o se pica, da lugar a la alicina; con la cocción, en cambio, se destruye la alicina y se liberan adenosina y ajoene, que actúan como anticoagulantes.

Y si no lo sabían, el ajo ayuda a tratar la cándida, por sus propiedades antifúngicas y antisépticas, por excelencia. Otra razón para seguirlo usando en nuestras comidas.

Onoto (achiote): ¿qué les parecería a los venezolanos si adelantamos un poco la navidad? ¿se imaginan si hacemos “algo” parecido a las hallacas o bollitos navideños preparados con harina de maíz amasadas con aceite onotado y rellenos con un guiso sencillo de la proteína que tengan en casa? Estamos seguras que tan solo el aroma y sabor que les dejará el onoto en la masa, le dará un abrazo navideño que llegará directo al corazón. En países como México, sería lo más parecido a un tamal.Clavitos de olor: así como otras especias que se usan en dulces o postres, estos aromáticos e intensos clavitos nos permiten rescatar esos cambures (bananos) o plátanos que ya están súper maduros y que pensábamos que ya tendríamos que desechar ¡Ni se les ocurra! Corte en trocitos (rodajas) estos frutos y cocínenlos con un poco de agua, unos cuantos clavitos, canela, guayabita, un poco de papelón (panela o melasa), un toque de sal y hasta un toquecito de pimienta cayena, hasta que se reduzca el agua y queden bien tiernitos y dulces. ¡Wao esto es una maravilla!

Cardamomo verde: esta especia tan aromática y deliciosa puede agregarse a una bebida caliente (imaginen por ejemplo una mezcla de chocolate blanco, agua de rosa y cardamomo), a un postre (tomen una tartaleta y coloquen crema pastelera, una fruta de su gusto y cardamomo) o a una comida caliente (curry de pollo con yogurt, cardamomo y banana). Los resultados son espectaculares y su uso le levantará el ánimo a cualquiera pues tiene efectos tónicos, facilita la digestión, ayuda a descongestionar el sistema respiratorio y refuerza el sistema inmunitario.

Por último, queremos proponerles hacer una receta deliciosa de granola con lo que tengan en casa, aunque les advierto que se cuiden, porque es adictiva!

Observen que en mi caso, hice esta granola con almendras, nueces, chia, sirop de maple y arándanos!

Así que pueden experimentar con estas y otras especias que tengan en sus alacenas, para hacer de estos días, momentos y experiencias más placenteras. Busquen por ahí, que seguro deben tener algunas de ellas que no usan con tanta frecuencia.

Cualquier inquietud sobre especias que no conozcan mucho, o si no tienen seguridad de en dónde, cuánto y cómo usarlas, saben que pueden venir al blog e investigar todo lo que deseen. Además que en esta comunidad seguro habrán muchas personas en el mundo entero que querrán compartir con ustedes sus experiencias e intercambiarlas.

¡Sean felices hoy y siempre y más si les añaden esos toques especiales a la vida!

 

3 pensamientos en “Re-descubriendo a las hierbas y las especias en la cuarentena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .