10 hierbas y especias antiinflamatorias que tienes en casa

Actualmente estamos sujetos a circunstancias, vivencias o experiencias que generan en nosotros condiciones de estrés, que tarde o temprano desencadenan desequilibrios físicos, emocionales e incluso mentales. Nuestra salud y bienestar pueden verse comprometidos por todos estos factores.

Lo ideal sería que, apenas desaparezcan o se mitiguen las posibles causas de dicho estrés, sus efectos desaparezcan con él. Sin embargo, en muchos de los casos, no es así y quedan secuelas o manifestaciones que con el tiempo no solemos asociar a las condiciones iniciales del estrés, por lo que tendemos a atribuirlas a otras circunstancias.

 Esto es lo que ocurre con la inflamación: diferentes niveles de estrés a los que nos exponemos interna o externamente van desencadenando dentro de nosotros procesos, que en muchos casos se manifiestan como: obesidad, respuestas exageradas a infecciones virales simples, dolores articulares, flatulencias, dispepsias, migrañas, entre otros.

Intuitivamente cuando hablamos de inflamación, tendemos a pensar en daños externos como: golpes, hinchazón, hematomas o torceduras. Sin embargo, no siempre somos conscientes del hecho que podemos presentar estados inflamatorios como los que comentamos previamente. En estos casos la inflamación no es más que una respuesta del sistema inmunitario con la finalidad de proteger y reparar un daño o lesión, o bien para combatir infecciones. Sin embargo, si estas respuestas pasan a ser permanentes en el tiempo, las consecuencias podrían generar más molestias de las que desearíamos.

Otro lado de la historia es que los alimentos que ingerimos, así como la falta de nutrientes, también le ponen su sazón a este platillo de la inflamación. Y su efecto pudiera ser tan o más relevante que el mismo estrés. Es allí cuando las hierbas y especias aromáticas, antioxidantes y depurativas por excelencia, pudieran ser nuestras grandes aliadas, una vez más, para sopesar un poco algunos malestares y ayudarnos en este proceso, mientras identificamos la fuente de la inflamación.

Aquí les nombramos algunas de ellas, que de seguro las tendrán en casa o al alcance de las manos:Cúrcuma: la curcumina es un antioxidante predilecto, con potentes efectos antiinflamatorios, inmuno-moduladores, antisépticos, antibacteriales, además de ayudar en las afecciones de la piel, hígado, úlceras estomacales, contra parásitos intestinales. Se potencia con la pimienta (piperina).

Jengibre: cuyo componente principal es el gingerol, con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antibióticas. Contribuye en calmar las náuseas, el vómito, el resfriado, los dolores de garganta, mejora la microbiota intestinal, favorece la circulación sanguínea, en aceites para masaje o en compresas puede aliviar dolores articulares y musculares.

Canela: ampliamente conocida por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, ayuda a mejorar la función cognitiva, regular el metabolismo, aliviar afecciones respitarorias y regular los niveles de azúcar en la sangre. Su aceite con alto contenido de eugenol, reduce dolores en general, es un antiséptico local y anestésico, reduce el estrés, tratar el estreñimiento, la indigestión, las flatulencias y el reumatismo.

Clavo: al igual que la canela y que el laurel contiene eugenol, pero en mayor proporción, casi un 80 % de su aceite esencial. Debido a que adormece temporalmente nuestras terminaciones nerviosas, es empleado como calmante en dolores de muelas y como antiséptico local. Adicionalmente, se utiliza contra las nauseas, indigestión, estreñimiento, flatulencias y reumatismo.

Laurel: además del eugenol, contiene cineol y en conjunto favorecen la digestión, previenen la acidez y la formación de gases; también es útil para el tratamiento de niveles altos de azúcar en la sangre, para dolores de cabeza por migraña, infecciones bacterianas y fúngicas; las hojas de laurel parecen ser fantásticas para reducir los síntomas de la gripe, faringitis, bronquitis, inflamaciones osteoarticulares, así como para reducir el estrés y la ansiedad.Romero: contiene timol como el tomillo, el orégano y la albahaca, el cual tienen propiedades antiinflamatorias. Tomar infusiones de estas hierbas aportarán muchos beneficios: antioxidante, antiséptico, efectivo en las enfermedades circulatorias, digestivas, para dolores de cabeza, contracturas musculares, resfriados. Por otro lado, baños con romero ayudan a relajar los músculos.

Orégano: sorprendentemente es un potente antioxidante, 42 veces más que la manzana y 12 veces más que las naranjas. Además de las propiedades que le aporta el timol, el carvacrol le permite ser un aditivo alimentario eficiente en la prevención del crecimiento de bacterias. Es un digestivo natural, carminativo, expectorante, antiinflamatorio, antiséptico de las vías respiratorias, emenagogo (dolores menstruales y síntomas asociados), antioxidante y favorece la circulación.

Tomillo: es considerado un antibiótico natural. Contiene también timol y carvacrol. Es un agente antimicrobiano usado en enjuagues bucales y cremas para la piel, excelente expectorante, fungicida y para tratar infecciones virales, ayuda a la digestión de alimentos altos en grasas, se utiliza contra la anquilostomiasis, gusanos y lombrices, dolores de cabeza, musculares y asociados a la menstruación. Puede emplearlo como relajante y somnífero suave.

Anís estrellado: el ácido siquímico o shikímico ayuda a combatir la inflamación e infecciones virales, bacterianas y por hongos. Y el anetol, ayuda a aliviar la distensión abdominal, cólicos, flatulencia y puede ser utilizado como diurético.

Ajo: tiene propiedades antioxidantes notables, posee excelentes cualidades diuréticas, depurativas, antisépticas y antibacterianas, reduce la hipertensión y aumenta los niveles de colágeno. La alicina presente en el ajo al transformarse en compuestos organosulfurados, combate la inflamación y el daño oxidativo que se considera la causa común de muchas condiciones crónicas.

Como habrán visto tienen en casa más que hierbas y especias para darle color, aroma y sabor a sus comidas. Tienen en sus neveras, cocinas y estantes potentes medicinas naturales que les ayudarán, no solo a sobrellevar procesos inflamatorios, sino también les bridarán incalculables beneficios para su salud. Ahora serán más conscientes de lo que tienen, de lo que probablemente deban comprar con más frecuencia o incluso de lo que deban incluir en su alimentación de ahora en adelante.

Siempre recuerden que todo lo que nos pasa, está ligado directa o indirectamente con nuestras emociones, sentimientos y pensamientos. Así que ahora más que nunca busque un equilibrio entre su cuerpo, mente y espíritu, para que de esta forma puedan superar las situaciones de estrés.

Y les recordamos que publicamos nuestro manual para descubrir las hierbas y especias, una guía práctica con un contenido sencillo y ameno que les permitirá reconocerlas, escogerlas y conservarlas de la mejor manera. Disponible en Amazon en formatos e-book y papel (actualmente en papel solo para USA).

Referencias

– Manrique, Javier. Condimenta Tu Salud: Longevidad, salud, vitalidad y bienestar desde tu cocina (Spanish Edition). Dr. Javier Manrique Sanchez. Edición de Kindle.

– ¿Qué es un antiinflamatorio natural? disponible en:

https://www.botanical-online.com/medicina-natural/antiinflamatorios-propiedades

– Dieta antiinflamatoria, disponible en: https://www.botanical-online.com/dietas/antiinflamatoria-dieta-alimentos-buenos

– Dieta Antiinflamatoria Parte 1 ¿Cómo se come eso?, disponible en: https://www.nutrigaby.com/post/dieta-antiinflamatoria-parte-1-c%C3%B3mo-se-come-eso

– Dieta Antiinflamatoria Parte 2: De la teoría a la práctica. ¿Cómo llevar una dieta antiinflamatoria?, disponible en: https://www.nutrigaby.com/post/dieta-antiinflamatoria-parte-2-de-la-teor%C3%ADa-a-la-pr%C3%A1ctica-c%C3%B3mo-llevar-una-dieta-antiinflamatoria

– Canela, disponible en: https://www.cuerpomente.com/guia-alimentos/canela

 

 

 

Re-descubriendo a las hierbas y las especias en la cuarentena

Estamos de vuelta, muy emocionadas y sobre todo agradecidas por la acogida que ha tenido nuestra primera publicación Descubriendo las hierbas y las especias. Este bello manual ya está disponible en las plataformas de Amazon, en formato e-book y papel y a un precio bien accesible a todo público.

¡Muchas gracias a todos lo que ya nos dieron su apoyo! y si todavía no lo tienes, apenas termines de leer aquí ve rapitido y lo adquieres. ¡Todavía está calentito, recién salido del horno y cargado de aromas y sabores! 

Y como seguimos en cuarentena, solo que en otra fase o en una segunda temporada (vamos a decirlo así), pensamos en mantener el contacto con ustedes y compartirles algunos consejos útiles y prácticos para aprovechar al máximo a las hierbas y especias que tengamos a mano en nuestras cocinas y que muy fielmente nos siguen acompañando en estos momentos, muy muy de cerca en nuestros hogares.

Germinados y brotes: han sido uno de los más nobles y fieles aliados, que nos han permitido preparar varios platillos y hasta rendir muchas de nuestras comidas, aportado a su vez muchos beneficios y gran riqueza nutricional. Con tan solo ½ taza de arvejas, lentejas, frijoles chinos o del grano que tengas en casa obtendrás hasta más de 4 tazas de germinados y/o brotes. A medida que van creciendo en casa, podrás ir cosechándolos y preparando sopas o cremas de granos; añadirlos crudos en ensaladas frescas; salteados con aceite de oliva, pimientas y sal gruesa; en un huevo revuelto, omelette o tortilla; en guisos de carnes; con un pollo en tiritas (tipo fajitas); en masas de hamburguesas de proteína animal o veganas, acompañados con perejil, cilantro, cebolla, ajo, comino, páprika (como los falafeles árabes), y pare de contar…

Ajo: este ingrediente infaltable en nuestra cocina se puede consumir crudo o cocido en incontables recetas: con granos, carnes, sopas, caldos, ensaladas, cremas de untar, un simple pan con mantequilla y ajo…tiene propiedades antimicrobianas y un alto contenido en compuestos organosulfurados y antioxidantes, además de vitaminas, aminoácidos, fructooligasacáridos y otros micronutrientes. Según cómo se procese el ajo, los organosulfurados se convierten en diferentes derivados a los que se les atribuye diferentes propiedades saludables. Así, si el ajo crudo se corta o se pica, da lugar a la alicina; con la cocción, en cambio, se destruye la alicina y se liberan adenosina y ajoene, que actúan como anticoagulantes.

Y si no lo sabían, el ajo ayuda a tratar la cándida, por sus propiedades antifúngicas y antisépticas, por excelencia. Otra razón para seguirlo usando en nuestras comidas.

Onoto (achiote): ¿qué les parecería a los venezolanos si adelantamos un poco la navidad? ¿se imaginan si hacemos “algo” parecido a las hallacas o bollitos navideños preparados con harina de maíz amasadas con aceite onotado y rellenos con un guiso sencillo de la proteína que tengan en casa? Estamos seguras que tan solo el aroma y sabor que les dejará el onoto en la masa, le dará un abrazo navideño que llegará directo al corazón. En países como México, sería lo más parecido a un tamal.Clavitos de olor: así como otras especias que se usan en dulces o postres, estos aromáticos e intensos clavitos nos permiten rescatar esos cambures (bananos) o plátanos que ya están súper maduros y que pensábamos que ya tendríamos que desechar ¡Ni se les ocurra! Corte en trocitos (rodajas) estos frutos y cocínenlos con un poco de agua, unos cuantos clavitos, canela, guayabita, un poco de papelón (panela o melasa), un toque de sal y hasta un toquecito de pimienta cayena, hasta que se reduzca el agua y queden bien tiernitos y dulces. ¡Wao esto es una maravilla!

Cardamomo verde: esta especia tan aromática y deliciosa puede agregarse a una bebida caliente (imaginen por ejemplo una mezcla de chocolate blanco, agua de rosa y cardamomo), a un postre (tomen una tartaleta y coloquen crema pastelera, una fruta de su gusto y cardamomo) o a una comida caliente (curry de pollo con yogurt, cardamomo y banana). Los resultados son espectaculares y su uso le levantará el ánimo a cualquiera pues tiene efectos tónicos, facilita la digestión, ayuda a descongestionar el sistema respiratorio y refuerza el sistema inmunitario.

Por último, queremos proponerles hacer una receta deliciosa de granola con lo que tengan en casa, aunque les advierto que se cuiden, porque es adictiva!

Observen que en mi caso, hice esta granola con almendras, nueces, chia, sirop de maple y arándanos!

Así que pueden experimentar con estas y otras especias que tengan en sus alacenas, para hacer de estos días, momentos y experiencias más placenteras. Busquen por ahí, que seguro deben tener algunas de ellas que no usan con tanta frecuencia.

Cualquier inquietud sobre especias que no conozcan mucho, o si no tienen seguridad de en dónde, cuánto y cómo usarlas, saben que pueden venir al blog e investigar todo lo que deseen. Además que en esta comunidad seguro habrán muchas personas en el mundo entero que querrán compartir con ustedes sus experiencias e intercambiarlas.

¡Sean felices hoy y siempre y más si les añaden esos toques especiales a la vida!