México lindo, sabroso y picante


Una de las ventajas de la diáspora venezolana, es que nuestra familia está dispersa por varios países del mundo y afortunadamente, uno de ellos es ¡México!

Este año 2020 lo comenzamos viajando y en esta segunda entrega les queremos contar nuestras experiencias con la cultura gastronómica del pueblo mexicano, que no solo es picante, si no sabrosa y rica en matices.

La comida mexicana reúne tradiciones gastronómicas tanto mesoamericanas como europeas y es tan especial que el 16 de noviembre de 2010, su gastronomía fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Los criterios por los cuales fue aceptada incluyen: antigüedad, continuidad histórica, capacidad de crear identidad cultural común, la creación colectiva, la relación con el sistema cultural del país, con lo ritual, con el calendario ceremonial. Es decir, la cocina como un acto eminentemente cultural. ¿No les parece algo impresionante?


Su historia gastronómica se remonta aproximadamente 10,000 años atrás, a la época en que se estima fue domesticado el maíz para convertirse en el cultivo que sería la base alimentaria de las culturas mesoamericanas. Los pueblos indígenas que habitaron el territorio tuvieron una dieta basada principalmente en vegetales, maíz y chile. Al chile y maíz se asociaban otras especies de no menor importancia, el jitomate, el cacao, el aguacate, la calabaza, el nopal y la vainilla.

Actualmente es considerada como una cocina de gran influencia barroca, resultado de un mestizaje culinario, y representación de la visión que los mexicanos tienen del mundo. Sus ingredientes principales son: maíz, chile, cereales, verduras, nopales, chocolates, tomates, arroz, cebolla, jitomates, frijoles, carnes rojas, etc.

Lo rico de viajar con la familia, es que podemos aprovechar sus conocimientos de lugares típicos y deliciosos para conocer la verdadera comida tradicional y pasear por mercados y ventas de ingredientes que se utilizan en la vida cotidiana del país. Y es que en México todos es tan rico, colorido, lleno de historia y cultura y la gente es tan amable, que provoca regresar siempre!

Tuvimos la suerte de hacer un espectacular recorrido por Oaxtepec, Taxco, Querétaro y San Miguel de Allende. Pueblos mágicos y hermosos que nos permitieron conocer mejor la cultura y gastronomía de esta maravillosa región y descubrir que más allá del guacamole, los tacos y las quesadillas, están las salsas y muchas otras delicias que se conocen menos fuera del país.

México es un importante centro de domesticación del chile y actualmente cuenta con 64 variedades que utilizan en sus platillos más emblemático. Frescos, secos, ahumados y hasta toreados, los chiles son una parte importantísima de su comida y su cultura. El picante de este producto es el aporte que le da todo el sentido a la sazón.

Y así, aprovechamos nuestro paseo para contarles sobre algunos de sus chiles más populares:

El chile jalapeño no es muy picante, mide unos diez centímetros de largo y su color va del verde brillante al rojo una vez que se encuentra maduro. Los jalapeños en escabeche son muy utilizados para aderezar tortas y sándwiches, pero estos chiles también se agregan completos a muchos guisos para darle sabor al caldo. También se llaman chiles cuaresmeños, porque esta forma de consumo es muy popular durante la cuaresma.

El chipotle no es más que el chile jalapeño después de pasar por un proceso de secado y ahumado. El chipotle pica más que un jalapeño fresco y tiene un color marrón con tonos rojizos. Las salsas de chipotle son sumamente aromáticas y son un ingrediente insustituible en gran variedad de guisos, incluyendo algunos moles. Tal vez el platillo más asociado con el chipotle son las bolitas de carne en un caldo de jitomate y chipotle. Otro platillo que no podría vivir sin el chipotle es la tinga, carne desmenuzada en una salsa de chipotle, jitomate y cebolla.

El chile habanero proviene de las tierras bajas de la cuenca Amazónica y se dice que llegó a Yucatán gracias al comercio. Este chile, cuando madura, es color naranja-rojizo y tiene textura suave. No suele utilizarse seco, sino  más bien crudo, asado o cocido. Es el chile más picante de los que se consumen en México y es ideal para la preparación de salsas ácidas o con bases frutales, por ejemplo con mango o tamarindo. Es el complemento perfecto de la comida yucateca, especialmente para los tacos de cochinita pibil.

El chile poblano es de tamaño grande, color verde oscuro y piel brillante. Es la variedad más grande de chile que se consume en el país. La manera más popular en la que se utiliza es relleno. Un ejemplo es el famoso plato conocido como chile en nogada. Otra manera de prepararlo es cortándolo en tiras y preparando las famosas rajas con crema y queso. Al secarse, se convierte en el chile ancho y también forma parte de los ingredientes del delicioso mole poblano.

El chile serrano es la segunda variedad más producida en el país después del jalapeño. Este pequeño chile la mayoría de las veces se consume verde pero también maduro, cuando se torna rojo. Se puede comer crudo, cocido, asado o frito. Proviene de las regiones de la sierra de los estados de Puebla, Veracruz, Sonora y México. Se utiliza bastante en la salsa verde.

El chile guajillo es de color café a rojizo y generalmente se utiliza seco. Va perfectamente con los guisos, salsas y hasta en el mole. De igual manera, es utilizado en la confección de adobos y es la base de muchísimos de los platos de la comida mexicana. Existen tres variantes del guajillo: el guajillo chico, ancho y el puya. En cada uno el nivel de picante es diferente.

El chile pasilla, negro o de chilaca se consume seco, tiene coloración oscura y es bastante picante. En la comida mexicana se utiliza bastante en sopas y salsas al integrarlo picado a muchos guisos. Lo podemos encontrar en tiendas de productos mexicanos, entero , o en polvo. Se cultiva en los estados de Jalisco, Nayarit y Michoacán.

Foto extraida de la pagina Facebook de Abarrotes Doña Cuca

Y por último, ¡descubrí que los chiles o ajíes cambian de nombre luego de pasar por el proceso de secado! Véanlo en el dibujo anterior.

La riqueza de la comida mexicana se debe en parte al uso de estos chiles y sus sabores variados e increíbles. No tengamos miedo de probarlos y experimentar con ellos.

 

 

 

 

 

 

Referencias
-De México para el mundo: Chiles, ajíes, pimientos y especias, disponible en: https://www.proceso.com.mx/411976/de-mexico-para-el-mundo-chiles-ajies-pimientos-y-especiasttps://www.youtube.com/watch?v=rGnKuFRyTIo

-Mini guía para entender las variedades de chiles más importantes de México, disponible en: hhttps://matadornetwork.com/es/mini-guia-para-entender-las-variedades-de-chiles-en-mexico

– Estos son los 6 tipos de chiles más usados en la cocina mexicana, disponible en: https://www.vix.com/es/imj/gourmet/170123/estos-son-los-6-tipos-de-chiles-mas-usados-en-la-cocina-mexicana

-Tipos de Chiles Secos, disponible en: https://www.mexicoenmicocina.com/tipos-de-chiles-secos/

-La comida mexicana “pica y sabe”, disponible en: https://www.telemundo47.com/noticias/mexico/la-comida-mexicana-sabores-principales-composicion-historia-tradicion/68343/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .